Cisterna Basílica

La Cisterna Basílica, Yerebatan Sarnici (que significa «el palacio tragado») es uno de los monumentos más visitados de Estambul. Fue construido por el emperador Constantino en el siglo IV y luego fue ampliado por el emperador Justiniano en 532.

Descubierta, por casualidad, a finales del siglo XIX, la Cisterna se renovó en 1985 y solo se abrió al público en septiembre de 1987.

Con 143 metros de largo y 70 metros de ancho, la Cisterna suministraba agua al palacio imperial con un tanque de 80,000 metros cúbicos. Extraía su suministro del acueducto de Valente, que canalizaba las aguas desde las colinas circundantes. Fue uno de los acueductos más largos construidos a finales del período romano. Incluso se usó hasta la década de 1950, y todavía es visible hoy, cerca de Aksaray, a lo largo de 900 metros.

El tanque de la Cisterna, a día de hoy, es un enorme espacio subterráneo que contiene 336 columnas de 9 metros de altura separadas por 4,90 metros de distancia. Los capiteles son una mezcla de los estilos jónico y corintio, con algunas excepciones representadas por columnas dóricas o incluso columnas sin decorar.

cabeza de medusa en el interior de la cisterna basílica

Los muros perimetrales son de ladrillo y tienen un espesor de 4 metros. El mortero utilizado en la construcción es especial e impermeable. Gran parte de los materiales y las columnas son elementos de reutilización que son testigos de dos enormes cabezas de Medusa, probablemente de un arco monumental del foro de Constantino, que son la base (invertida) de dos de las columnas que sostienen la bóveda son testimonio de esto.

Para aquellos que visitan este lugar hoy, la atmósfera que se respira, nos permite que imaginemos una iglesia sumergida de origen incierto y antiguo. La zona aún se encuentra en un excelente estado de conservación, para mantener el agua en el fondo, suficiente para que muchos peces sobrevivan.

En los alrededores de la Cisterna Basílica:

En Alemdar Caddesi, hacia el norte, se encuentra la Caferağa Medresesi: una antigua madrasa construida en 1559 por Mimar Sinan por orden de Cafer Ağa, eunuco durante el reinado del sultán Solimán el Magnífico. La escuela fue restaurada en 1989 y transformada en un centro turístico con 15 salas de exposiciones, una gran sala y un jardín donde se fabrican y venden diversas productos de artesanía tradicional turca.

A lo largo de la calle principal de Sultanahmet, Divan Yolu Caddesi, siguiendo la misma ruta del tranvía T1, se llega a la zona de Çemberlitaş. La zona toma su nombre de la Columna de Constantino (Çemberlitaş Sütunu), una columna monumental romana construida por orden del emperador romano Constantino el Grande, en 330 dC. La columna todavía se halla justo en frente de la parada del tranvía, cerca del hamam Çemberlitaş.

Continuando en Divan Yolu Caddesi, llegando casi a Beyazit, está el Çorlulu Ali Paşa Medresesi: originalmente una madraza, luego transformada en tekke del orden de los derviches. A mediados de 1900, se convirtió en un pequeño bazar. Ahora es un oasis de paz para los residentes y turistas que desean escapar del ajetreo y el bullicio de Sultanahmet. Uno de los mejores lugares para fumar narguile (pipa de agua o cachimba) en el centro histórico.

Horario de apertura de la Cisterna Basílica y consejos para la visita

La Cisterna Basílica es un museo administrado directamente por el municipio de Estambul. Para acceder, por lo tanto, es necesario comprar un billete que tiene un coste de 20 TL para los extranjeros (alrededor de 4 euros). Los menores de 7 años no pagan la entrada, pero se debe mostrar un documento que acredite la edad del menor a la hora de acceder, o de lo contrario, deberá pagar lo mismo.

La Cisterna está abierta todos los días de 9 de la mañana a 7 de la tarde. Permanece cerrada hasta la 1 de la tarde del primer día de fiestas religiosas y el 1 de enero. Para ver el calendario de vacaciones actualizado, consulte esta página.

¿QUÉ ES EL MUSEUM PASS (PASE AL MUSEO)?

El Museum Pass (pase al museo) es una tarjeta de prepago emitida por el ministerio de turismo que permite el acceso a una serie de monumentos. El pase es válido durante 5 días y el coste es de 220 liras (unos 35 euros).

Sin embargo, es importante saber que algunos monumentos considerados poco relevantes también se incluyen en el pase (aunque a menudo no se visitan) mientras que, por ejemplo, monumentos importantes como la Cisterna Basílica, el Palacio Dolmabahçe y la Torre de Gálata (que tienen gestión municipal y no estatal) no están incluidos en el pase.

Por lo tanto, la compra a veces no es conveniente. Puede encontrar más información sobre el pase al museo aquí. El pase también se puede comprar en línea.

La Müze Kart, de la que algunas guías a menudo hablan erróneamente, está reservada solo para ciudadanos turcos y, por lo tanto, no puede ser comprada por turistas.

También hay otras tarjetas que se publicitan ampliamente en línea (Tourist Pass o Welcome Card, cuyos equivalentes españoles serían: Pase Turístico y Tarjeta de Bienvenida) pero no son tarjetas oficiales, ya que están emitidas por agencias privadas y, en realidad, no se recomiendan en absoluto, porque no son del todo convenientes.

VISITAS GUIADAS

Visitar Sultanahmet: como Agencia de Turismo, podemos organizar visitas guiadas privadas y grupales. Todos los guías oficiales en los que confiamos, hablan español perfectamente y, además de proporcionar información histórica y artística fundamental, te permiten saltarte las colas de entrada de los monumentos y disfrutar de ventajas y preferencias.

Una visita completa a los principales monumentos de Sultanahmet se puede llevar a cabo en 6/7 horas.

Puede encontrar cientos de comentarios sobre nuestros servicios tanto en la sección relacionada con las visitas y recorridos en nuestro blog como en tripadvisor. Para obtener más información, puede contactarnos a través de nuestra dirección de correo electrónico o dejarnos un comentario a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *